Get Adobe Flash player

La creación de la bandera argentina por el General Manuel Belgrano

La creación de la bandera argentina por el General Manuel Belgrano

Bartolomé Mitre, en su libro “Historia de Belgrano”, relata cómo fue el período previo a la creación de la bandera argentina, entre los años 1811 y 1812.

El General Manuel Belgrano tuvo que enfrentar resistencias como la que ocurrió cuando lo nombraron coronel del Regimiento de Patricios Nº 1. Los integrantes del regimiento se encontraban en descontento con la designación y se produjo una rebelión abierta.

“Apelan a las armas el día 7 de noviembre en número de cerca de mil hombres, se atrincheran en su cuartel, ocupan con artillería las bocacalles inmediatas, y desafían impávidos al Gobierno (…). Agotados todos los medios de conciliación, el Gobierno mandó someter a los sublevados a fuerza de armas, asaltando la posición que ocupaban”, cuenta Mitre. El saldo de este enfrentamiento fue de 50 muertos, y la rendición de los oficiales. Mitre cuenta que, al haber indicios de que la sublevación había sido planeada para restablecer la Junta Conservadora, el Gobierno ordenó que los antiguos diputados de las provincias se retiraran de la capital en un máximo de 24 horas.

El Estado argentino, en 1812, se encontraba amenazado por varios frentes. En el norte, solo contaba con la defensa del ejército del Alto Perú, hacia el este, Montevideo, era una constante amenaza, y por otro lado la marina española se encontraba al acecho. Por esta razón, Mitre sostiene, “el Gobierno pensó seriamente en someter a Montevideo, y en asegurar el dominio del Paraná, cerrando su paso a la marina española. Para el efecto, había ordenado la construcción de baterías de costa en dos ríos, Uruguay y Paraná, y el establecimiento de los campos militares convenientemente situados a la margen occidental de ambos ríos”. Las tropas destinadas para defender el Paraná se situaron en Rosario, al mando de Belgrano. Allí, explica Mitre, “se ocuparon de activar los trabajos de las fortificaciones, porque se creía que una flotilla española debía penetrar por el río para cortar la línea de comunicaciones de la capital con el Entre Ríos. Había que estar listos para cerrar el paso”.

Pero antes que terminaran de trabajar con las fortificaciones, les alertaron que se acercaba una escuadrilla enemiga compuesta de cuatro lanchas con un grueso cañón cada una, y otros buques con 500 hombres, provenientes de Montevideo.

Para generar entusiasmo en las tropas, Belgrano pensó en otorgar a la revolución un símbolo, por lo cual propuso crear una escarapela nacional. Los ejércitos ya usaban otros distintivos pero de distinto color, por lo cual en vez de ser un símbolo de unión, más bien los dividía. Ante la propuesta de Belgrano, el Gobierno declaró por decreto el 18 de febrero de 1812, “que la escarapela nacional de las provincias del Río de la Plata sería de color blanco y azul celeste”.

El 23 de febrero se distribuyeron las escarapelas a la división de Belgrano, quien sostuvo “se ha puesto en ejecución, dice, la orden de V.E. fecha 18 del corriente, para el uso de la escarapela nacional que se ha servido señalar, cuya determinación ha sido del mayor regocijo, y excitado los deseos de los verdaderos hijos de la patria de otras declaraciones de V.E., que acaben de confirmar a nuestros enemigos de la firme resolución en que estamos de sostener la Independencia de la América”.

A partir de la puesta en vigencia del uso de la escarapela, Belgrano asumió la responsabilidad de crear una bandera nacional. Ante la proximidad de las tropas de Montevideo, decidió que desplegaría la bandera en las dos baterías que se encontraban en los dos puntos de defensa del río Paraná. A una la llamó Batería de la Libertad y a otra Batería de la Independencia. Al hacerlo, escribió al Gobierno: “Siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola, mándela hacer blanca y celeste, conforme a los colores de la escarapela nacional. Espero que sea de la aprobación de V.E.”.

El día 27 de febrero de 1812, se formaron las tropas sobre la barranca del río Paraná. Belgrano recorrió la línea a caballo, mientras levantaba su espada. Al hacerlo, dijo: “Soldados de la Patria: En este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional: en aquel (señalando la batería Independencia) nuestras armas aumentarán sus glorias. Juremos vencer a nuestros enemigos interiores y exteriores, y la América del Sud será el templo de la Independencia y de la Libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo ¡Viva la Patria!”. Los soldados contestaron “¡Viva!”, y Belgrano le dijo a un oficial que estaba a la cabeza de un piquete: “Señor capitán y tropa destinada por la primera vez a la batería Independencia: id, posesionaos de ella, y cumplid el juramento que acabáis de hacer”. Sostiene Mitre que “las tropas ocuparon sus puestos de combate. Eran las seis y media de la tarde, y en aquel momento se enarboló en ambas baterías la bandera azul y blanca, reflejo del hermoso cielo de la patria, y su ascensión fue saludada con una salva de artillería. Así se inauguró la bandera argentina”.

Fuente: Libro “Historia de Belgrano”, de Bartolomé Mitre.

Imágenes: https://es.wikipedia.org

Efemérides

  • 16 de julio

    Paganelli

    Noticias de Tucumán, en un día como hoy pero de…

    1865: La edición de la fecha del diario El Liberal publica un aviso publicitario de la casa de fotografías de los hermanos Paganelli. Los hermanos italianos Ángel y José Paganelli llegaron a Tucumán en abril de 1865.

    Leer más...

Seguinos en:

    

balikesir escort tokat escort izmit escort bayan erzurum escort bursa escort bayan ankara escort bayan