Get Adobe Flash player

Reforma Universitaria: Crónica de lo sucedido

 Reforma Universitaria: crónica de lo sucedido

El 15 de junio se cumplieron 99 años de la Reforma Universitaria de 1918 y para conmemorarla compartimos con ustedes una síntesis de los registros realizados por el diario "El Orden" del día 17 de Junio de 1918, de lo ocurrido durante la Asamblea Universitaria que debía escoger rector y que se considera el antecedente del día del estallido.

 

 

SABADO 15 DE ABRIL DE 1918

14 hs.: desde temprano se notaba una gran afluencia de estudiantes en la universidad y los alrededores. En el público había excitación, que aumentó sobremanera al conocerse la presencia de agentes de investigaciones y de otros individuos armados. Los presidentes de la federación universitaria se apersonaron entonces ante el vicerrector, ingeniero Carraffa, para ofrecerle su ayuda para mantener el orden, lo que aquel aceptó, manifestando su reconocimiento.

Acto continuo, los estudiantes desalojaron la universidad de la mayor parte de los extraños, muchos de los cuales pudieron introducirse más tarde, al iniciarse los desórdenes.

15.25 hs.: el vicerrector, ingeniero Caraffa, declaró abierta la asamblea universitaria, con la asistencia de 42 consejeros sobre un total de 45. El secretario general dio lectura al decreto de convocatoria y a las disposiciones pertinentes de los estatutos sobre el procedimiento electoral.

En seguida, se procedió a la elección, obteniéndose los siguientes resultados: Dr. Nores 5 votos; Dr. Martínez Paz 12 votos; Dr. Centeno 10 votos. No consiguiéndose mayoría absoluta se procedió a realiza una nueva elección, en la que se sufragaron por Nores 15 consejeros, por el Dr. Martínez Paz 13 y 9 por Dr. Centeno.

En una tercera votación, mientras los decanos practicaban el escrutinio, al saber que el Dr. Norés obtendría 23 votos contra 19 del candidato de los estudiantes, Dr. Martinez Paz, el acto fue interrumpido, sin que se leyeran los resultados, por los estrepitosos gritos, silbidos, explosión de petardos y destrozos en las puertas, producidos por el inmenso público.

En pleno salón de grados, los estudiantes aclamaron la huelga general y acordaron la creación de una universidad libre. 

Se produjeron escenas de pugilato, en las que participaron policías, expulsados por el decano de la facultad de derecho doctor Julio B. Echegaray, entre aplausos generales. Por su parte, el vicerrector junto a los decanos de medicina e ingeniería y el jefe de policía, hacían grandes esfuerzos para calmar los ánimos.

Otros grupos con una manguera bañaban la estatua de fray Fernando Trejo y Sanabria, a la que vanamente intentaban enlazar, mientras otros hacían sonar desaforadamente la campana de la universidad y luego reducían a añicos las puertas que dan a la sacristía de la compañía de Jesús, la que se salvó de la invasión gracias a los grueso barrotes de la rejas.

Por otro lado, en la calle se encontraban apostadas fuerzas de bomberos armadas con mangueras, el escuadrón de seguridad y un abundante público.

18 hs.: accediendo a un pedido del vicerrector, los estudiantes se retiraron y en una columna nutrida encabezada por banderas nacionales, corearon el himno, exigiendo el retiro de la candidatura del doctor Nores recorriendo las avenidas General Paz y Vélez Sarsfield y calle Colón hasta la casa del doctor Martínez Paz donde este dirigió la palabra a los manifestantes.

Al doctor le siguieron la palabra don Bigosch, director de la "Gaceta Universitaria", y otros, quienes elogiaron la personalidad intelectual y moral del vicerrector, proclamándolo públicamente rector de la universidad libre que la federación universitaria había resuelto crear.

El juez federal doctor Etchegaray intervino el edificio de la universidad, colocando una guardia armadas con máuseres, con la consigna de impedir la entrada de cualquier persona, además ordenó la instrucción de un sumario. Así también, grandes grupos de policías vigilaban el edificio del diario "Los Principios" cuyo directorio presidía el doctor Nores.

La federación universitaria dirigió el siguiente telegrama al presidente de la federación universitaria nacional, doctor Osvaldo Loudet:

" Hemos sido víctimas de la traición y la felonía.

Ante tal frente, hemos decretado la revolución universitaria.

Los compañeros nuestros han sido heridos por el puñal del asalariado.

Al puñal hemos contestado con la rebelión. La casa se ha conmovido profundamente.

La libertad empieza a ser un hecho en Córdoba. Necesitamos saber que no estamos solos, que hay una sola alma argentina y que es uno solo el honor de los estudiantes argentinos.

Reclamamos de nuestros camaradas la proclamación inmediata de la huelga general".

Así comenzaron los sucesos que se extendieron rápidamente a las universidades de Buenos Aires, La Plata y Tucumán, únicas, con la de Córdoba, existentes en la Argentina en ese momento y luego lo hizo por toda América Latina.

Fuente: "El Orden" 17 de Junio de 1918. Archivo Histórico de Tucumán

Imagen/Fotografía: Título del Diario "El Orden" de 17 de Junio de 1918. Archivo Histórico de Tucumán.

Efemérides

  • 22 de septiembre

    Noticias de Tucumán, en un día como hoy pero de...

    1812: Las fuerzas realistas al mando de Pío Tristán llegan a la localidad de Tapia.

    Leer más...

Seguinos en:

    

balikesir escort tokat escort izmit escort bayan erzurum escort bursa escort bayan ankara escort bayan